infodeletras@gmail.com
Horario: Lunes a Viernes 9:00 a 21:00 - Sábados 9:00 a 14:00
Teléfono: 617232382 / 686622560

LA PSICOMOTRICIDAD EN NIÑOS DE 3 A 5 AÑOS

Mantenerse en un solo pie

Coloca dos sillas juntas en un área libre de otros objetos. Permanece mirando al niño mientras os apoyáis en las sillas. Asegúrate de que te está mirando y lentamente eleva uno de tus pies del suelo. Indícale que haga lo mismo.

Si no te imita, levántale uno de los pies del suelo, pero estando totalmente seguro de que se está apoyando en la silla.

Retírale la silla y hazle permanecer sobre un pie sujeto por tus manos.

Gradualmente ve retirando las manos.

 

Dar patadas a un balón.

Haz que el niño se siente en una silla y tú en la otra. Suavemente rueda la pelota hacia él con tu pie. Repite la acción si es necesario y entonces anímalo para que golpee el balón hacia ti.

 

Mantenerse de puntillas

Permanecer de pie mirándoos y dile “mira y su nombre”. Lentamente, elévate sobre tus dedos de los pies manteniendo la posición unos segundos y después lentamente, vuelve a ponerlos en el suelo.

Repite el movimiento, pero esta vez señálale tus pies cuando digas “mira”. Coge al niño por los brazos, y cuando tú te estés poniendo de puntillas, elévaselos suavemente hasta que él también se sostenga sobre los dedos de los pies.

 

Saltar

Ponte cara al niño y muéstrale como saltar recto hacia el aire.

Cuando sientas que comienza a impulsarse un poco mientras tú lo subes, reduce gradualmente la ayuda hasta que consiga saltar por sí solo.

Cuelga una esponja, o algún objeto de colores vivos, de una altura donde él puede tocarlo fácilmente cuando salte.

 

Bolos

Coloca seis cartones de leche en una composición “3-2-1” y traza una línea, a unos tres metros de ellos. Muéstrale al niño cómo rodar la pelota para derribar los cartones, pero permaneciendo detrás de la línea.

Recompón los cartones y ayúdalo a que ruede la bola.

 

Carrera de obstáculos

Cuando un niño pueda completar una carrera de obstáculos simples sin ayuda empezar a construir un recorrido de mayor dificultad con cinco obstáculos, enfocados principalmente en el control y equilibrio del cuerpo.

 

Dar saltos

Cuando salte solo, traza dos líneas separadas una de otros cinco metros, o utiliza trozos de cuerda o lazo para indicarle la salida y la llegada.

  1. Saltando sobre los dos pies con los brazos rectos en cruz hacia los lados.
  2. Saltando con uno solo de sus pies.
  3. Saltando alternando los pies.
  4. Saltando sobre los dos pies con los brazos rectos hacia arriba.

 

Ejercicios de equilibrio

Ponte de rodillas con las manos en el suelo y pon al niño junto a ti, en la misma posición:

Levanta cada brazo en el aire.

Levanta cada pierna en el aire.

Levanta tu pierna derecha y ti brazo derecho, y luego repítelo con tu brazo izquierdo y tu pierna izquierda.

Levanta tu pierna izquierda y tu brazo derecho en el aire.

Repítelo con tu pierna derecha y tu brazo izquierdo.

 

Avanzar  rodando

Encontrar un área despejada con superficie suave, como una alfombra o el césped. Asegúrate de que el niño te mire y tírate en el suelo, con los brazos pegados al cuerpo y las manos lisas contra tus caderas. Muéstrale cómo puedes rodar hacia delante y hacia atrás en esta postura.

.

Caminar sobre una línea

Coloca la cinta en el suelo formando una línea recta. Asegúrate de que el niño te mira y demuéstrale cómo caminas a lo largo de ella de un modo natural. Cuando la recorras por segunda vez, haz que te siga. Anímalo para que permanezca sobre la cinta.

Finalmente haz que la recorra él solo.

  1. Caminar hacia atrás con un pie detrás de otro sin cruzarlos.
  2. Caminar de lado, moviendo un pie y luego otro sin cruzarlos.
  3. Caminar hacia delante poniendo el pie derecho en el lado izquierdo de la cinta, y el pie izquierdo en el lado derecho.
  4. Saltar de lado a lado de la cinta manteniendo los pies juntos.
  5. Caminar de lado cruzando un pie sobre otro.

.

Giros hacia delante: volteretas.

Despejar un área grande en una alfombra o en el césped. Asegúrate de que el niño te mira y demuéstrale cómo te giras hacia delante. Dile “vuelta”, mientras te ruedas, y transmítele que la actividad es divertida y excitante.

 

Calistenia: marionetas.

Encuentra un sitio donde puedas permanecer junto al niño, saltando sin chocaros con nada. Colócate mirándolo y haz que imite todo lo que hagas. Levanta los brazos sobre tu cabeza, hasta que tus manos se toquen y retrocedan hacia los lados de tu cuerpo. Ayúdalo a que te imite inmediatamente. Repite esta parte del ejercicio hasta que el niño ejecute este movimiento sin ayuda.

 

Saltar a la comba

Colócate con el niño en el centro de la cuerda, y haz que alguien más sujete la moviéndola. Cuando la cuerda se aproxime a vuestros pies, di “salta”, y elévalo del suelo. Gradualmente reduce tu ayuda cuando comience a saltar, incluso si no lo hace en el momento oportuno.

Rayuela

Haz una rayuela en el suelo como la del modelo de abajo.

Asegúrate de que los cuadrados sean grandes y de que las líneas se vean claramente.

Muestra al niño como pasar la rayuela, saltando con un pié en los cuadrados sencillos y con dos en los dobles.

Barra de equilibrios avanzada

Cuando el alumno sepa andar por la barra sin problemas enséñale a andar por la barra mientras lleva objetos.

Coloca la caja con los objetos en un extremo de la barra y la vacía en el otro.

Haz que el niño coja un objeto de la caja con los objetos, ande por la barra y coloque el objeto en la segunda caja.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WhatsApp chat